Saltar al contenido

Periodontitis crónica

La periodontitis es una enfermedad que consiste en la inflamación de los tejidos que soportan los dientes. Estos tejidos se conocen con el nombre de periodonto. La enfermedad periodontal se puede dividir en sus diferentes tipos: periodontitis crónica, periodontitis agresiva y periodontitis necrotizante.

La periodontitis crónica puede aparecer a cualquier edad siendo más frecuente en adultos. Es una enfermedad dental cuyo rasgo principal es la inflamación de las estructuras de soporte de los dientes y a la larga éstos pierden inserción en las encías debido a que los tejidos periodontales son destruídos. La prevalencia y la gravedad de la enfermedad aumentan con la edad.

La periodontitis crónica se puede clasificar según diferentes niveles:

  • Periodontitis leve: Hay progresión de la inflamación de las encías en el hueso y una leve pérdida de hueso (menos de 30%). Se produce una ligera pérdida de inserción de 1 a 2 milímetros con bolsas en las encías de profundidad de 3 a 4 milímetros.
  • Periodontitis moderada : Se trata de un estado más avanzado que el anterior. Existe una destrucción mayor de los dientes y sus estructuras de soporte, pérdida de inserción de hasta 4 milímetros, con bolsas en las encías de 5 a 7 milímetros. En cuanto a la pérdida de masa ósea, ésta es moderada (30 a 50%). Los dientes pueden estar sueltos y suele haber exposición de las raíces.
  • Periodontitis grave o avanzada: Hay una mayor progresión de la periodontitis con la consecuente destrucción grave del diente, estructuras de soporte, la pérdida de inserción de las encías es de más de 5 mm, la pérdida del hueso es de más del 50%, aumento de la profundidad de la bolsa (por lo general de 7 mm o más), aumenta movimiento de los dientes y la exposición severa de las raíces de los dientes.

Síntomas periodontitis crónica

La periodontitis crónica tiene síntomas típicamente mínimos pero la enfermedad es la principal causa de pérdida de dientes en la vida adulta. Muchas personas no son conscientes de la enfermedad hasta que sus dientes se aflojan.

La gingivitis crónica (cuando se inflaman las encías) es la etapa inicial de la periodontitis crónica, pero ésta no necesariamente conduce a la periodontitis si se tiene una buena higiene bucal.

Algunas personas pueden quejarse de las encías o de un sabor desagradable si el sangrado persiste la gingivitis. Más tarde, la recesión de las encías o los dientes aflojamiento se hace evidente. Los márgenes de las encías se vuelven rojo púrpura, fácidos, hinchados y se destruyen los tejidos de las encías entre los dientes dejando huecos. El sangrado de los márgenes de las encías puede ocurrir cuando se aplica presión sobre el mismo y a veces puede salir incluso pus de los tejidos de las encías en los cuellos de los dientes. La periodontitis también suele provocar el común mal aliento.

A medida que van destruyéndose las estructuras de soporte de los dientes, ésto provoca:

  • Que los dientes afectados se aflojen
  • La pérdida de la unión de los tejidos de las encías de los dientes
  • Se forman bolsas profundas en las encías con el sarro en su interior
  • Causar periodontitis crónica
  • La pérdida de hueso. Ésta puede ser vista a través de rayos X

La causa principal de la periodontitis es la placa dental. Una infección persistente de los márgenes de las encías provoca una inflamación progresiva y destructiva de los tejidos de soporte a causa de toxinas bacterianas y enzimas liberadas. Cuando la placa se endurece y se extiende, provoca la formación de sarro debajo de las encías. Este sarro acumulado conduce o tiene serias posibilidades de conducir a una periodontitis ya que se forma un depósito de bacterias que mantienen una inflamación constante al tiempo que actúan como barrera para evitar la curación.

Factores de riesgo en la periodontitis crónica:

Factores locales:

  • La alineación de los dientes y la mordedura
  • Empastes defectuosos
  • Respirar por la boca
  • Aparatos ortopédicos y dentaduras postizas
  • Efectos del fumar

Los factores sistémicos:

  • Embarazo
  • Diabetes
  • Déficit nutritivo
  • Enfermedades de la sangre
  • Consumo de drogas
  • Sida/VIH

Tratamiento de la periodontitis crónica

El remedio casero para la periodontitis es una buena higiene bucal. Este remedio pretende la eliminación de la placa de forma eficaz y es muy importante para controlar la enfermedad con éxito. Cuide especialmente el cepillado de sus dientes y procure el uso de hilo dental e incluso cepillos pequeños para limpiar entre dientes. Ello le ayudará a cuidar la gingivitis.

Su dentista puede recomendarle también enjuagues bucales de clorhexidina para atacar la placa y el sarro acumulado y evitar que éste prospere y se siga acumulando. También puede hacer su propio enjuague con sal, bicarbonato sódico o aceites esenciales. Estos elementos reducen la cantidad de bacterias de la boca.

Su dentista deberá reducir al mínimo la pérdida de tejidos de soporte de los dientes. Un alisado radicular ayudará a resolver la inflamación de la pared de la bolsa de las encías y sus síntomas mejorarán.

Uso de la cirugía. Cuando falle el alisado radicular y las bolsas de las encías estén presentes, la cirugía se suele utilizar para cortar estas bolsas y mantener las raíces de los dientes limpias, La cirugía incluye cirugía de reimplante, gingivectomía y operaciones de la aleta.

Antibióticos. La tetraciclina es usada habitualmente para el tratamiento de la periodontitis pero nunca tienen que usarse sólos ya que por ellos mismos no tienen ningún efecto en la mejora de la periodontitis. Funcionan bien como complemento de raspado y alisado radicular.

Extraer los dientes. Cuando estamos hablando de una periodontitis avanzada o grave, caracterizada por encías que se han extendido más allá de lo normal, los dientes se tienen que extraer.

El pronóstico de la periodontitis crónica

Hay algunos factores que afectan al resultado o pronóstico de la periodontitis:

    • Una buena higiene bucal y una gran motivazión. Son claves para obtener el éxito durante el tratamiento.
    • Perdida de hueso. Cuánto mayor sea el grado de pérdida ósea, peor será el pronóstico
    • La edad del paciente. A mayor edad, mejor pronóstico tendrá ya que la principal característica de la periodontitis crónica es que es de proceso lento
    • Las condiciones del diente afectado. Si se encuentra en buen estado, tendrá mucho mejor pronóstico
    • El estado del sistema inmunológico del paciente. Un sistema inmunológico debilitado puede ser sinónimo de empeoramiento de la enfermedad

Complicaciones de la periodontitis crónica

Cuando la periodontitis crónica se complica, puede llevar a ciertas patologías más graves:

      • Que se afloje algún diente
      • Endocarditis infecciosa
      • Que caigan los dientes
      • Que se forme un absceso
      • Enfermedades cardíacas

La prevención de la periodontitis crónica

Las periodontitis crónicas tienen tendencia a ocurrir debido a hábitos higiénicos bucales deficitarios o a factores externos que aún persisten. Por lo tanto, la mejor manera de prevenir esta desagradable enfermedad dental es:

    • Adoptar como hábito una buena higiene oral mediante técnicas adecuadas de cepillado y uso diario de hilo dental y enjuagues bucal.
    • Es altamente recomendable concertar citas regulares con el dentista para efectuar revisiones del estado de su boca.
    • Mantener un estilo de vida sano, una nutrición adecuada, cuidar la obesidad y realizar ejercicio.
    • Dejar de fumar