Saltar al contenido

Cómo prevenir la periodontitis

Es fundamental tener una buena higiene bucal y seguir hábitos saludables en la prevención de las enfermedades periodontales o periodontitis. Es muy eficaz cepillarse regularmente los dientes y lavarse la boca. Sin embargo, ésto sólo es eficaz superficialmente. Una vez la enfermedad periodontal está presente, se requieren tratamientos más precisos e intensivos.

prevencion de las enfermedades periodontales
La prevención de las enfermedades dentales y la periodontitis en particular empieza con buenos hábitos de cepillado dental

Efectuar cambios en la dieta

Es importante moderar y reducir la cantidad y la frecuencia con la cual ingerimos azúcar. Los azúcares de los aperitivos y bebidas son diferentes de los azúcares de las frutas y verduras. Los alimentos que contienen azúcar deberían consumirse siempre con las comidas. Y acto seguido realizar un buen cepillado de dientes. Dado que los jugos de las frutas también contienen azúcar, también pueden erosionar la placa dental en niños.

Olvídese de fumar

Fumar desempeña un importante papel en la mayoría de los casos de periodontitis crónica, segun muchos estudios realizados. Por tanto, dejar de fumar es uno de los pasos más importantes que usted puede realizar para recuperarse de la enfermedad periodental.

Tratamientos con flúor

Tratar los dientes con fluor sobretodo en niños ayuda a disminuir o reducir el riesgo de la aparición de esta enfermedad en la etapa adulta. El flúor además previene la caries y reduce la placa de sarro manteniendo los diente sanos y por tanto menos vulnerables a las bacterias.

Incluso antes de la primera erupción dental, las encías de los bebés se deberían limpiar con un poco de gasa impregnada con pasta de dientes con fluoruro. Suplementar pastillas o gotas de flúor puede ser recomendable también para niños a partir de 6 meses de edad que beben agua sin desfluorizar o están en riesgo de problemas dentales.

Algunos dentistas recomiendan un gel de flúor para adultos que tienen riesgo de caries o sensibilidad dentaria. Si sigue este tratamiento, no es necesario dosis de fluor adicional.

Revisiones periódicas al dentista

La periodontitis es una enfermedad silenciosa. Las personas con la enfermedad rara vez experimentan dolor y pueden no ser conscientes del problema. Una o dos visitas anuales al dentista deberían revelar cualquier posible problema periodental incipiente o progresivo. Se aconseja una serie de rayos X cada 3 años para observar cualquier pérdida de hueso temprana y otros transtornos de la boca.

Actualmente los dentistas optan por métodos altenrativos como por ejemplo la Revisión Periodontal y Grabación (PSR). Para ello utilizan una sonda para medir la profundidad de las boldas de las encías. El dentista identifica las áreas donde se han producido las bolsas más profundas y los espacios donde la salud de la encía parece mermada. Además, comprobará las zonas con excesiva movilidad de los dientes. Si la enfermedad tiene cierta gravedad, el dentista puede remitir al paciente a un especialista en periodontitis: el periodoncista.

Cuidado dental diario

Éste incluye un cepillado dental correcto, limpieza general de la boca y pasar el hilo dental después de cada comida. Que conste que estas medidas preventivas podrían no ser suficientes y además no sustituyen las revisiones periódicas al dentista que será quien realmente detecte la posible enfermedad. Sobretodo es de suma importancia en personas con elevado riesgo de sufrir piorrea.

Cepillado correcto. ¿Cuáles son las directrices para conseguir un óptimo cepillado de dientes?

Se recomienda cepillarse, en primer lugar, con el cepillo seco. Se ha comprobado mediante estudios que la gente que se cepilla con un cepillo sin pasta de dientes en primer lugar, utilizando un cepillo suave y seco, reducieron sus depósitos de placa y sarro en un 65% y reducieron además el sangrado en la mitad.

Si el cepillo no se usa de forma correcta, da igual el tamaño, forma o tiempo de cepillado ya que éste difícilmente será óptimo. Cepille cada diente con un ángulo de 45 grados y empiece en el interior de la fila inferior de dientes. A continuación, muévase a los dientes superiores internos y por último las superfícies exteriores.

Mueva el cepillo hacia adelante y hacia atrás a fin de que las cerdas se extiendan por debajo de la línea de encías. Dedíquese a frotar las superfícies de masticación de dientes posteriores. Realice estos movimientos alrededor de un minuto y medio. Éste es el tiempo que tiene que durar el cepillado en seco.

Aplique a continuación la pasta dentrífica y cepille los dientes realizando movimientos idénticos. Luego, cepíllese la lengua durante unos 30 segundos o si lo prefiere, puede utilizar un raspador de lengua con enjuague bucal antibacteriano (por ejemplo Listerine). Suele ser más eficaz que un cepillo de dientes normal para eliminar las bacterias.

Finalmente enjuague varias veces el cepillo de dientes y con unos golpecitos sobre la pileta se podrá deshacer de los deshechos.

Cómo opción muy a tener en cuenta, puede pasar el hilo dental después de cada cepillado junto con un enjuague bucal. Si el cepillado después de cada comida no es posible, un enjuague de la boca con agua después de comer reduce las bacterias en un 30-40%.

¿Qué cepillos de dientes debo utilizar?

En la farmacia encontrará un gran surtido de cepillos de tamaños y formas idferentes. Cada fabricante nos hablará maravillas de los beneficios de su cepillo especial. Además, encontrará cepillos normales, eléctricos e incluso de ondas sonoras. ¿Quál es más recomendado?

Diferentes estudios realizados no han encontrado diferencias sustanciales entre ellos, ni diferencias entre las marcas.

Cepillos de dientes eléctricos

En particular los que tienen mechones de cerdas giratorias pueden ser favorables para personas con discapacidades físicas al llegar donde otros no llegan. Los que tienen cabezas que se mueven hacia atrás y adelante muchas veces por minuto eliminan mucha más placa que los cepillos ordinarios. E incluso los cepillos de alta tecnología disponibles recientemente son muy eficaces para eliminar la placa.

Por tanto, los cepillos eléctricos son muy útiles para eliminar placa y sarro debido a su tecnología, que ahorra tener que realizar muchos movimientos. Sin embargo los expertos recomiendan no obsesionarse y si un cepillo manual funciona, no es necesario adquirir un costoso cepillo eléctrico.

Para las personas con habilidad promedio, un cepillo de dientes suave con cerdas de nylon es suficiente. El factor más importante en la compra de cualquier cepillo de dientes, eléctrico o manual, es elegir uno con una cabeza blanda. Las cerdas suaves para limpiar las hendiduras más lo más recomendable y además no irrita las encías.

Los expertos recomiendan sustituir el cepillo cada 3 meses. No sólo evitarás que se convierta en caldo de cultivo para bacterias. Además, las cerdas gastadas no son eficaces para eliminar la placa bacteriana.

¿Qué pasta dental debo usar?

El objeto de una buena pasta de dientes debe ser reducir el desarrollo de la placa y eliminar microorganismos causantes de la destrucción de los organismos que no son necesarios (y además perjudican) para mantener una boca sana. Todas las marcas deben mostrar la aprobación de las autoridades sanitarias de tu país.

Las pastas de dientes contienen una combinación de elementos aglomerantes, colores, abrasivos, sabores, detergentes, fluor, humectantes, edulcorantes y conservantes artificiales. Usted no debería utilizar pastas dentales altamente abrasivas y mucho menos si ya tiene las encías retraídas.

Los ingresdientes que las pastas de dientes pueden incluir son:

Fluoruro: la mayoría de pastas dentífricas comerciales contienen este elemento que fortalece el esmalte dental contra la caries y aumenta la mineralización del esmalte. El fluoruro inhibe bacterias acidófilas cuando hemos comido, sobretodo cuando la boca es más ácida.

Triclosan: por ejemplo en Colgate Total encontrarás flúor y triclosan, una sustancia antibacteriana muy potente. Esta sustancia se mantiene activa en la boca durante 12 horas y según algunos estudios se trata de una sustancia demasiado agresiva y que no beneficia nuestra periodontitis.

Sales metálicas: por ejemplo zinc y estaño. Sirven principalmente como agentes anti bacterias.

Algunas encimas.

Extractos de plantas. Menta, clorofila…

Sustitutos del azúcar antibacteriano (xilitol)

Algunos detergentes (delmopinol)

Enjuagues bucales

El valor real de muchos enjuagues bucales está en entredicho. Muchos de ellos sólo protegen contra bacterias de forma temporal. Algunos pueden dañar incluso la membrana mucosa y además pueden ser peligrosos para niños, al tener la mucosa más sensible. Utilice sólo aquellos que combaten realmente la placa: son los que contienen clorhexidina (suelen estar sujetos a prescripción médica). Un ejemplo famoso es Listerine.

La Clorhexidina (también llamada PerioGard o Peridex) está, como hemos dicho, sólo disponible por prescripción médica. Este enjuague reduce la placa y la gingivitis a casi la mitad. Para usarse, debe enjuagar durante un minuto dos veces al día. Debería esperar al menos 30 minutos entre cepillado y enjuague ya que éste puede ser inactivado y reducir sus efectos a causa de algunos compuestos de los dentífricos.

Listerine (de venta libre) tiene un efecto similar a la clorhexidina: reduce la placa y la gingivitis cuando se usa 2 veces al día durante 30 segundos. Deja una sensación de ardor en la boca, pero la mayoría de la gente la tolera al cabo de unos días de usarlo. Contiene alcohol en su versión estándar, pero se pueden encontrar diferentes versiones de este enjuague que tienen menos alcohol y distintos sabores manteniendo la eficacia.

Hay otros enjuagues bucales que contienen fluoruro estanoso y fluoruro de amina (por ejemplo Meridol) y son eficaces hasta cierto punto y nunca tanto como Listerine o clorhexidina. En cambio, los enjuagues de flúor són útiles para prevenir la caries.

Los enjagues Plax, incluso en su fórmula avanzada, ofrecen sólo una fina protección contra la gingivitis y la placa bacteriana. Y aunque luchen contra la placa, nunca serán suficientes para luchar con garantías contra la periodontitis.

Como usar correctamente el hilo dental

El uso de hilo dental, ya sea con cera o sin cera, es fundamental en la limpieza entre los dientes donde las cerdas del cepillo no pueden llegar. A pesar de ello, la mayoría de la gente no lo usa de forma regular.

Para usar el hilo dental correctamente, siga los pasos siguientes:

Tome un trozo de 40 centímetros de hilo y enrolle la mayor parte en su dedo medio. Enrolle la otra parte sobrante en el dedo de la otra mano.

Mantenga el hilo dental tensado entre los dedos y suavemente frote en movimientos de ida y venida entre los dientes.

Cuando llegue a la línea de encía, curve el hilo alrededor de cada diente y deslícelo suavemente hacia atrás y hacia adelante hacia la encía.

Finalmente frote el hilo suavemente arriba y abajo contra el diente.

Repita el proceso con cada diente incluyendo el exterior de dientes posteriores.

Consejos para elegir un hilo dental adecuado:

Evite hilos que se rompan y se deshilachen. Gástese un poco más. Lo agradecerá.

Evite hilos muy finos, que pueda cortar la encía si lo lleva demasiado abajo con mucha fuerza.

Las personas que tienen espacios muy estrechos entre los dientes deberían usar hilos de seda. Este hilo se desliza fácilmente entre dientes muy juntos y no se rompe con los bordes afilados. Cuesta un poco más pero merece la pena.

Un hilo dental es una herramienta muy interesante y valiosa para gente que tiene puentes dentales. Otro dispositivo muy útil para limpiar debajo de los puentes es una Proxabrush. Se trata de un pequeño cepillo estrecho que se puede utilizar entre los dientes naturales y alrededor del diente postizo. El dispositivo Floss Plus también es eficaz y puede ser más fácil de utilizar para algunas personas que el hilo dental.

En cuanto a los palillos de dientes especiales, por ejemplo Stim-U-Dent pueden ser eficaces para amplios espacios entre los dientes, pero nunca deben reemplazar el hilo dental. Nunca deben ser utilizados como única solución de higiene bucal.

Los productos electrónicos tales como Oral B Innerclean y el Pik Flosser agua son tan eficaces como el hilo dental manual. Estos dispositivos son caros, pero pueden mejorar la higiene bucal cómodamente.

Producción de saliva y beber mucha agua

La saliva es importante para diluir las toxinas creadas por la placa. Beber por lo menos 2 litros de agua al día ayuda a reducir la inflamación en la boca por producción de más saliva. El aumento del consumo de agua es particularmente importante ya que uno envejece, produce menos saliva.