Saltar al contenido

Periodontitis agresiva

Periodontitis agresiva

No sólo los adultos sufren la periodontitis o enfermedad de las encías. Esta enfermedad también puede afectar a personas jóvenes. Como sabemos, la periodontitis se clasifica en diferentes tipos: crónica, agresiva y necrotizante. Es la periodontitis agresiva la que comúnmente afecta al grupo de edad más joven.

¿Qué es la periodontitis agresiva?

Cómo hemos comentado, es un tipo de periodontitis que afecta mayoritariamente a gente joven. A veces también conocida como periodontitis juvenil, se puede dividir en función de si empieza antes o después de la pubertad. Se trata de una periodontitis diferente en sus características clínicas y bacteriológicas: un 70% de la microflora involucrada está formada por bacterias Aggregatibacter actinomycetemcomitans.

La periodontitis que se produce antes de la pubertat es muy poco frecuente. Ésta se inicia con la erupción de los dientes primarios y causa una inflamación severa en los huesos que puede conllevar pérdida de dientes

Formas o tipos de periodontitis agresiva

Hay dos formas principales de la periodontitis agresiva:

Periodontitis agresiva generalizada (GAP)

La GAP es una forma grave de la periodontitis generalizada que afecta a los adultos jóvenes (menos de 30 años). Se produce una pérdida generalizada de inserción del tejido conectivo entre los dientes y se ven afectados al menos tres dientes permanentes que no son los primeros molares ni los incisivos. Esta condición afecta al 1-2% de la población occidental, con un aumento del riesgo en los afrocaribeños.

Periodontitis agresiva localizada (LAP)

LAP es una forma grave de la periodontitis y que aparece alrededor de la pubertad. Consiste en la pérdida de inserción localizada en almenos dos dientes permanentes. Uno de los cuales es un primer molar además de otros dos (y no más) dientes diferentes de los primeros molares y los incisivos.

Si la enfermedad se localiza y se trata, el pronóstico es positivo. Los individuos con periodontitis agresiva generalizada grave están en alto riesgo de pérdida de dientes.

Diferencias entre periodontitis crónica y periodontitis agresiva

La periodontitis crónica puede aparecer a cualquier edad pero es más frecuente en adultos. La enfermedad se caracteriza por la inflamación de las estructuras de soporte de los dientes y pérdida de inserción de las encías debido a la destrucción de los tejidos periodontales. La prevalencia y la gravedad de la enfermedad aumentan con la edad.

¿Quién es más propenso a sufrir la periodontitis agresiva?

Este tipo de periodontitis se presenta en 1 de cada 1.000 adolescentes y es común en la región de África Occidental y países en vías de desarrollo. La periodontitis agresiva varía entre los diferentes grupos étnicos.

La enfermedad en cuestión suele presentarse en adolescentes de más de 12 años de edad e incluso en ocasiones la vemos en grupos más jóvenes. Suele aparecer más en mujeres, quiénes tienen un 20% más de probabilidades de padecerla que los hombres.

La periodontitis agresiva es una condición genética, por lo que la afección puede ser hereditaria en la familia. Esta condición no suele tener tener ninguna relación con enfermedades sistémicas, pero en algunso casos se ha asociado con el síndrome de Papillon-Lefevre. Esta enfermedad tiene como características, entre otras, piel engrosada en las plantas de pies y manos, calcificaciones dentro del cráneo y la periodontitis agresiva.

Síntomas de la periodontitis agresiva

  • Encías pueden mostrar algunos signos de inflamación
  • Se ve muy poco o nada de placa o sarro
  • No se suelen ver depósitos debajo de la línea de las encías
  • Debido a la ausencia de inflamación clínica, esta enfermedad puede pasar desapercibida hasta que se encuentre en estadios avanzados
  • La movilidad y la deriva del diente, inicialmente los dientes frontales y primeros molares
  • La pérdida de inserción del tejido aumenta rápidamente sin factores locales que participen en ello
  • La destrucción ósea se localiza inicialmente en los dientes frontales y en primeros molares
  • La pérdida ósea vertical es simétrica
  • En la periodontitis agresiva generalizada, los dientes se pueden perder en 4 a 5 años

Plan de tratamiento de la periodontitis agresiva

  • El diagnóstico precoz es importante ya que las posibilidades de salvar los dientes por pérdidas de inserción se reducen con ello.
  • Se tomarán muestras de la microflora de debajo de la línea de las encías para investigación microbiológica de sensibilidad a los antibióticos
  • El profesional dentista le recomendará y aconsejará sobre el mejor tratamiento que puede usted realizar en el hogar
  • El dentista puede administrarle antibióticos según el caso
  • Escalamiento y alisado radicular de los dientes afectados
  • En ocasiones, es necesaria la extracción de dientes afectados, especialmente los de pronóstico sin esperanza debido a la pérdida ósea excesiva.
  • La cirugía periodontal dependiendo del cuadro clínico, por ejemplo: cirugía de colgajo, la amputación de la raíz e injerto óseo
  • Implementar prótesis para dientes que faltan

Mantenimiento de la periodontitis agresiva

Cada 3 meses deberá hacerse un refuerzo de la higiene bucal y escalado, tomar muestras de la microflora para controlar las bacterias y aplicar los antibióticos apropiados

Prevención de la periodontitis agresiva

Por desgracia, la periodontitis agresiva es una condición relacionada con la genética: de ahí que no se pueden prevenir. Por lo tanto es importante concertar citas regulares con su dentista para asegurar que esta condición se detecta y se trata a tiempo para un buen pronóstico.