Periodontitis

La periodontitis, también conocida como periodontitis crónica o piorrea es una enfermedad dental que afecta al 58% de la población y empieza en su fase temprana llamada gingivitis, evolucionar a una pérdida de inserción colágena y puede llegar a provocar la caída de dientes irreparable si no se trata correctamente ya que el diente se queda sin soporte óseo.

Como hemos dicho, empieza con una simple gingivitis que no se ha tratado correctamente y el resultado es una inflamación de los alrededores del diente. Esta inflamación provoca que las encías se separen de los dientes provocando espacios o bolsas (también llamadas postemillas). Estas bolsas se infectan y las defensas del cuerpo empiezan a luchar. Ésta placa se extiende y crece debajo de la línea de las encías y las toxinas junto con las respuesta natural del cuerpo, empiezan a destruir el tejido blando y el hueso que sostienen los dientes. A medida que avanza la enfermedad y si ésta no es tratada adecuadamente, los dientes se aflojan y hay que retirarlos definitivamente.

La evolución, progresión o eliminación total de esta enfermedad depende de la actitud que adopte el paciente y de cómo cuide sus dientes una vez diagnosticada. Es muy importante consultar sin demora al dentista ante los primeros síntomas de la periodontitis que note. Por tanto, no se demore ya cuánto más avanzada está esta enfermedad, más difícil y costoso puede llegar a ser el tratamiento. E incluso ser irreversible y perder un bien tan preciado como son los dientes.

Causas

En las etapas iniciales, la placa y el sarro se acumulan entre las encías y la base de los dientes. Esto conduce a la inflamación en el área, conocida como gingivitis.

Cuando no se trata, la periodontitis suele presentarse como una complicación de la gingivitis. La infección se extiende desde las encías hasta el hueso y los ligamentos que sostienen los dientes, causando el debilitamiento de las estructuras.

Síntomas

Si tienes alguno de estos síntomas, podrías estar sufriendo inicios de la una enfermedad periodontal:

  • Inflamación y rojez en las encías
  • Sangrado en las encías
  • Tu boca huele mal
  • Sensibilidad dental al frío, calor o ciertos alimentos
  • Un diente está flojo
  • Dolor dental al comer o masticar
  • Encías que parece que se despegan de los dientes.
  • Dientes más largos
  • Sarro color amarillo oscuro o marrón en los dientes

Tipos de periodontitis

La periodontitis crónica - inflamación en los tejidos de soporte causan mucho dinero y recesión de las encías. Puede parecer que los dientes se están alargando, pero en realidad, las encías (gingiva) están retrocediendo. Esta es la forma más común de enfermedad periodontal y se caracteriza por la pérdida progresiva de unión, intercalados con períodos de rápida progresión.

Periodontitis agresiva - Esta forma de enfermedad de las encías se produce en un individuo clínicamente sanos. Se caracteriza por la rápida pérdida de inserción de las encías, la destrucción ósea y agregación familiar crónica.

Necrotizante periodontitis - Esta forma de enfermedad periodontal ocurre con mayor frecuencia en personas que sufren de enfermedades sistémicas como el VIH, la inmunosupresión y la desnutrición. Necrosis (muerte del tejido) se produce en el ligamento periodontal, hueso alveolar y los tejidos gingivales.

La periodontitis causada por una enfermedad sistémica - Esta forma de enfermedad de las encías a menudo comienza a una edad temprana. Estado de salud tales como enfermedades respiratorias, la diabetes y las enfermedades del corazón son cofactores comunes.

Factores de riesgo

Algunas personas corren mayor riesgo de desarrollar periodontitis. Éstas incluyen:

  • Pacientes con cáncer
  • Fumadores
  • Las mujeres sometidas a cambios hormonales (por ejemplo, la pubertad, la menopausia del embarazo)
  • Diabéticos
  • Pacientes con SIDA/VIH
  • Tomar ciertos medicamentos
  • Personas con antecedentes familiares de la condición

Las personas en riesgo de la condición deben tener cuidado adicional para prevenir la periodontitis. Deben evitar fumar y practicar una buena higiene dental. Además, es importante que las personas sean conscientes de los síntomas de la gingivitis, para permitirles buscar tratamiento preventivo antes de progresar a periodontitis.

Prevención de la periodontitis

La mejor manera de prevenir la periodontitis es seguir un programa de buena higiene oral, una que empezar temprano y practicar constantemente durante toda la vida. Eso significa cepillarse los dientes al menos dos veces al día - por la mañana y antes de ir a la cama - y el hilo dental al menos una vez al día. Mejor aún, el cepillo después de cada comida o merienda o como lo recomiende su dentista.

Una limpieza completa con un cepillo de dientes e hilo dental debe tomar de tres a cinco minutos más o menos. El hilo dental antes de cepillarse le permite limpiar lejos las partículas de alimentos y bacterias flojos.

Asimismo, consulte a su dentista o higienista dental regularmente para limpiezas, por lo general cada seis a 12 meses. Si usted tiene factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar periodontitis - tales como tener la boca seca, tomar ciertos medicamentos para la hipertensión o el tabaquismo - es posible que necesite una limpieza profesional con más frecuencia.

Tratamiento de la periodontitis

El objetivo del tratamiento de la periodontitis es limpiar a fondo las bolsas alrededor de los dientes y evitar daños en el hueso circundante. El tratamiento puede ser realizado por un periodoncista, un dentista o higienista dental. Usted tiene la mejor oportunidad para un tratamiento exitoso cuando se adopta una rutina diaria de una buena higiene bucal.

La periodontitis en números

Como hemos dicho, la periodontitis afecta a un 58% de la población en España. Esto significa que alrededor de 26 millones de personas sufren esta enfermedad en alguna de sus etapas. En cuanto al perfil de personas que la sufren, son los hombres quienes más la padecen (60% frente a 55% de mujeres) y en cuanto a rangos de edad, la mayor incidencia está entre los 50 y 60 años llega a un 71% de afectados. Destaca también un 50% de jóvenes la sufren antes de los 30. Nótese que este estudio abarca todo el abanico de enfermedades periodontales: desde una simple gingivitis inicial hasta la periodontitis más severa en sus últimas fases.

Compártelo en tu red social:
Descubre más sobre la periodontitis:
Te explicamos cuáles son las principales causas que generan esta enfermedad.
Sangrado de encías, dolor al masticar o sarro son sólo algunos síntomas que indican la presencia de la enfermedad.
Desde la gingivitis a la periodontitis crónica. Te explicamos los diferentes tipos y etapas.
La periodontitis crónica es la más frecuente. Descubre sus características.
Ya lo dicen: más vale prevenir que curar. Aquí te explicamos como hacerlo. Anticípate.
Diferentes tratamientos que puedes realizar en casa así como otro tipo de tratamientos que deberá llevar a cabo un profesional.
Grupos de personas en riesgo de padecer con más frecuencia esta enfermedad.